belleza

BENEFICIOS DE LA CURCUMA PARA LA PIEL

¿Sabes que la cúrcuma es buena para la piel?

Está especia que normalmente se limita al uso gastronómico, resulta idónea para poder mejorar la salud de la dermis y evitar la aparición de las arrugas primerizas, granitos o demás imperfecciones. Se trata de un remedio natural plagado de propiedades que consiguen mejorar la apariencia de la dermis y, así, conseguir que nuestro rostro se vea mucho más saludable, limpio y en perfectas condiciones.

 

Tratamiento del acné

Tanto los granitos como los puntos negros o espinillas pueden ser tratados con la cúrcuma gracias a que cuenta con propiedades antisépticas y antibacterianas que consiguen eliminar la suciedad y las bacterias que puedan producir la alteración en el cutis. Realizando una mascarilla facial conseguirás reducir la suciedad acumulada, alisar la piel y bajar la hinchazón pero, además, también se reduce la producción de sebo.

Exfoliar la piel

Otro de usos más frecuentes de la cúrcuma es que puede funcionar como un exfoliante natural debido a su textura y su composición, por este motivo, si quieres eliminar las células muertas, retirar la acumulación de suciedad de los poros y lucir una piel más luminosa, puedes hacerte un tratamiento de exfoliación con esta especia y conseguirás mejorar al máximo la apariencia de tu rostro.

Reduce las manchas

La cúrcuma también cuenta con propiedades blanqueadoras que consiguen rebajar los tonos de la piel y, por este motivo, resulta un remedio natural perfecto para combatir las manchas del cutis que hayan podido aparecer por el sol o por el paso del tiempo. Las manchas oscuras que aparecen en las axilas o en los codos también pueden tratarse con este método natural.

Ideal para combatir el paso del tiempo

Resulta un tratamiento ideal para frenar el paso de los años y eliminar las arrugas o los signos de la edad. Ya que cuenta con poderosos antioxidantes que consiguen mantener en perfectas condiciones la salud de nuestra dermis y, además, contribuye a proteger la piel de la agresión de los radicales libres, componentes que son los principales causantes del envejecimiento prematuro.

Tampoco debemos pasar por alto que la cúrcuma es un ingrediente repleto de nutrientes y, por tanto, al aplicarlo de forma tópica sobre la piel conseguimos aportar al cutis toda esta cantidad de vitaminas y minerales haciendo, por tanto, que se nutra en profundidad y que esté en óptimas condiciones.

 

Cómo usar la cúrcuma en la piel

Para aprovechar al máximo estos beneficios de la cúrcuma, lo más recomendable es que optes por elaborar mascarillas faciales que cuenten con este ingrediente como base de la misma pero que, además, se apoyen en otros productos naturales que nos ayudarán a cuidar al máximo de la salud de nuestra piel.

1- Mascarilla de cúrcuma para reducir el acné

Si tienes acné, puntos negros o espinillas acumuladas en el cutis, lo mejor es que prepares esta mascarilla que te ayudará a regular la producción de sebo, limpiar las impurezas y conseguir que tu rostro se vea limpio y desinfectado. Para ello necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 cucharadas de yogur natural
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 3 cucharadas de jugo de naranja natural

Deberás mezclar todos los ingredientes en un recipiente y, después, aplicarlos sobre tu rostro completamente limpio. Deja que la mezcla actúe durante 15 minutos y, después, enjuaga con agua. Repite este tratamiento 2 veces por semana y, poco a poco, ¡verás resultados!

 

2-Mascarilla de cúrcuma para reducir las arrugas

Si quieres disimular los signos de la edad y conseguir, nuevamente, una piel lisa, tersa y unificada nada mejor como preparar una mascarilla facial con cúrcuma pues, como hemos indicado anteriormente, nos aportará una gran cantidad de antioxidantes que resultan ideales para evitar los radicales libres. Para hacer esta mascarilla necesitaremos:

  • 2 cucharadas de aceite de uva
  • 1 cucharada pequeña de cúrcuma
  • 1 cápsula de vitamina E (opcional)

Deberemos mezclar todos los ingredientes en un recipiente y, cuando estén perfectamente unidos, limpiaremos el rostro y aplicaremos la mezcla por toda nuestra cara. Después deberemos dejar que actúe durante 30 minutos y enjuagar con agua tibia. Repetiremos 1 vez por semana ¡y verás qué diferencia!

Escribe un comentario