Alimentación

Alimentos que cuidan tus riñones y vejiga

Los riñones y la vejiga

Son dos órganos muy importantes en nuestro organismo, no solo por su función del sistema urinario sino que, además, en el sistema linfático ayudan al hígado a eliminar toxinas y productos de desecho. Son muchos los factores que pueden empeorar o dañar nuestros riñones, pero uno de ellos al que menos prestamos atención es la dieta; las comidas y bebidas que ingerimos pueden estar dañando nuestros riñones sin darnos cuenta. El alcohol, el café, las bebidas extremadamente azucaradas o gaseosas o la sal son muy irritantes y hacen que los riñones tengan que trabajar mucho más de lo normal. Dar una tregua a nuestros riñones y descansar de estos alimentos cada cierto tiempo sería lo ideal. No obstante, hay otros muchos alimentos que sí son beneficiosos.

Arándanos

Los arándanos son los frutos más conocidos como desintoxicantes renales que además ayudan a limpiar la vejiga. Sus propiedades hacen que los riñones se fortalezcan y previenen infecciones evitando que las bacterias se desarrollen. Además, eliminan los depósitos de calcio, lo cual es muy favorable para prevenir la formación de cálculos renales o piedras en el riñón.

Lo mejor es tomarlos en ayunas, por lo que puedes preparar un zumo de arándanos sin añadirle azúcar para que sea más saludable. Además, hará que tu cuerpo reciba líquido, necesario también para el buen funcionamiento urinario. Pero si lo prefieres, también puedes tomarlos solos.

Remolacha

La remolacha tiene muchas propiedades diuréticas y desintoxicantes y ayuda a mejorar la salud de los riñones y el sistema urinario. Es rica en potasio y los alimentos con este mineral son muy recomendables para fortalecer y limpiar los riñones, el hígado o incluso la vesícula biliar.

Otros alimentos ricos en potasio son la zanahoria, el apio o el perejil que veremos a continuación. También las espinacas.

Puedes utilizar todos estos ingredientes para preparar un jugo y tomarlo en el desayuno. Si no quieres añadir tantos ingredientes, el jugo de remolacha y zanahoria también es muy recomendable.

También puedes tomar remolacha en ensaladas u otras preparaciones.

Zanahoria

Otro de los alimentos buenos para la vejiga y los riñones es la zanahoria. Este vegetal es rico en potasio, lo que la convierte en un alimento muy saludable para el sistema urinario y en especial para los riñones. La zanahoria purifica la sangre y ayuda a que los riñones trabajen correctamente.

Un jugo de zanahoria por las mañanas puede ser un buen acompañamiento del desayuno. Puedes añadirle alguna otra verdura o fruta para darle un mejor sabor.

Apio

El apio es otra verdura rica en potasio además de ser diurético. Puedes utilizarlo en ensaladas o en cremas de verduras. Una buena base para una crema de verduras puede ser apio, zanahorias y patatas. Las patatas también ayudan a prevenir los cálculos renales y a fortalecer el riñón. También puedes dejar la crema tal y como está si no quieres añadirle más verduras. Recuerda no agregarle demasiada sal, que empeorará el funcionamiento de los riñones. Puedes decorarlo con un poco de perejil picado por encima, le dará un toque al plato y además añades otro alimento beneficioso para los riñones.

Sandía

La sandía es un alimento ideal para fortalecer los riñones, además de combatir algunas enfermedades urinarias. Está compuesta en su mayoría por agua, lo que la convierte en un potente antioxidante. Además, contiene potasio y ayuda a prevenir algunas afecciones como la cistitis, la litiasis renal, uretritis o incluso la retención de líquidos.

Piña

La piña es un alimento poderosamente diurético que ayuda mucho al sistema urinario y a la limpieza de la vejiga. Es rica en vitamina C, potasio y encimas bromelinas que ayudan a prevenir y combatir infecciones. Además, disminuye el riesgo de padecer piedras en el riñón.

Perejil

El perejil, ya sea crudo o en infusión, ayuda a limpiar los riñones. Puedes preparar una infusión con un manojo de perejil hervido y colado. Si dejas el resultado en la nevera, tendrás una bebida estupenda para limpiar tus riñones y eliminar, además, toda la sal. Eso sí, debes consumirlo antes de cinco días.

Fresas

Las fresas son antioxidantes y ayudan a proteger las células y prevenirlas de la oxidación. Por ello, ayudan a limpiar los riñones y promueven la eliminación de desechos del organismo.

Tendemos a tomar las fresas con azúcar o en batidos que contienen grandes cantidades de edulcorantes. Los alimentos dulces sobrecargan los riñones y hacen que se deterioren. Por ello, es mejor tomar las fresas solas o, si lo prefieres, hacer un jugo con otras frutas como la sandía o la piña. Incluso puedes añadir un poco de plátano, ya que también es rico en potasio.

Espinacas

Las espinacas están ahora muy de moda, sobre todo en los smoothies y jugos matutinos, y también son alimentos buenos para los riñones y la vejiga. Aprovecha a tomar un jugo que contenga espinacas por las mañanas, ya que son desintoxicantes y ayudan a limpiar los riñones. Si lo prefieres, puedes tomarlas en ensalada. Eso sí, debes consumirlas crudas y no cocinadas ya que de esta forma no ayudan a desintoxicar.

Judías Azuki

No todo iban a ser frutas y verduras, también hay hortalizas que ayudan a cuidar nuestros riñones. Estas legumbres son propias de Japón aunque las podemos encontrar en el supermercado bajo el nombre de soja roja o en herbolarios. Son unas judías pequeñas y de color rojizo que tienen propiedades terapéuticas en los desórdenes renales.

Puedes añadirlas en ensaladas, pero también machadas en algunos postres, de hecho quizás te suene más el nombre de anko que es la denominación del resultado de machacar estas judías.

Beber agua para limpiar los riñones y la vejiga

Y como añadido a los alimentos beneficiosos para los riñones y la vejiga anteriores, debemos recomendar el agua, porque aunque es algo muy común, la mayoría de las veces no consumimos la necesaria. Nuestro cuerpo es agua en una gran parte de porcentaje, por lo que necesitamos mantenerlo hidratado. Además, es imprescindible para que orinemos y de esta forma eliminemos las toxinas y sustancias de desecho. Sirve para depurar el organismo, además de darnos mucha energía.

Por lo tanto, para cuidar el riñón y la vejiga es imprescindible beber la cantidad de agua necesaria al día. Aunque se hable de 2 litros al día, no hace falta que sea exacto, lo importante es beber de vez en cuando y mantenernos hidratados aunque no tengamos sed, ya que el cuerpo lo notará con el tiempo. No hay que esperar a estar sedientos.

Escribe un comentario